¿Qué es el Área 51?

noviembre 26th, 2011

  • ¿Dónde está el Área 51?

    El Área 51 es una zona militar del ejército norteamericano situada en el desierto de Nevada. Podeis ver un mapa de la zona pulsando aquí.

    El objetivo de esta base de la Fuerza Aérea americana parece ser el estudio, desarrollo y pruebas de nuevos modelo de avión militar. Rodeada de alto secreto, todas las investigaciones que se llevan a cabo en el Área 51 no son reconocidas por el gobierno americano. Este secretismo ha impulsado des de siempre un montón de teorías de la conspiración acerca de lo que “realmente” hace el gobierno en el área 51.

    El nombre de “Area 51″ es utilizado en documentación oficial, pero la zona recibe otros nombres como  Dreamland, Paradise Ranch, Home Base, Watertown Strip o Groom Lake. El espacio aéreo que sobrevuela la base es totalmente restringido al tráfico aéreo civil. Del mismo modo, el acceso a la base por tierra está prohibido y está celosamente vigilado tanto por radares como por una empresa de seguridad privada llamada Wackenhut. Se les puede ver patrullando en vehículos Humvee y rancheras. Los intrusos suelen recibir multas de 600 dólares, aunque los guardias están autorizados al uso de la violencia en caso de desobediencia. Si estais por la zona mejor que no traspaseis ninguno de los carteles de prohibido el paso…

     

  • Pruebas de aeronaves en el Área 51

    En sus orígenes, las pistas de aterrizaje del Área 51 fueron utilizadas durante la Segunda Guerra Mundial por la Aviación Norteamericana como aeropuerto secundario y para pruebas de bombardeo.

    Acabada la Guerra cayó en desuso hasta que años más tarde, gracias a lo remoto de la zona se reabrió como base para la prueba de nuevos modelos de avión secretos.

    El objetivo de esta web no es entrar en detalle en todos y cada uno de estos modelos que hoy se sabe han sido probados en el Área 51, sino centrarnos en todo aquello que no se sabe y que despierta la imaginación de los amantes de los OVNIs y otras teorías de la conspiración. De todos modos, para obtener una lista y detalles de todos estos prototipos probados en el Área 51 podeis consultar la Wikipedia pulsando aquí.

    Respecto a estas pruebas de aeronaves  se ha postulado que muchos de los avistamientos de OVNIs ocurridos en las zonas cercanas no eran más que vuelos de aviones secretos con formas y comportamientos fuera de lo normal. Incluso el Ejército reconoció que toda esta rumorología les fué de perlas para ocultar las actividades reales que estaban realizando.

    Sin embargo, otro de los usos que se le ha dado a la Base en algún momento de la historia es el estudio y prueba de naves aéreas extranjeras capturadas por el Ejército. En este sentido, parece lógico pensar que si en algún momento se hubiera capturado una nave alienígena, se hubiera trasladado a esta base, con lo que este tipo de teorías siguen vigentes.

  • El incidente Roswell

    En el año 1947 se recuperó en la localidad de Roswell, Nuevo Mexico, los restos de un aparato volador que se había estrellado. En julio de ese año el Campo de Aviación de la Armada en Roswell (RAAF) publicó un comunicado de prensa  en el que reconocían haber recuperado los restos de un “disco volador”. El día siguiente la Armada desmintió la noticia diciendo que eran simplemente los restos de un globo experimental. Tras el revuelo inicial la historia se olvidó durante más de 30 años.

    En 1978, el ufólogo Stanton T. Friedman publicó una entrevista con el Mayor Jesse Marcel (presente durante el incidente Roswell) en la que dijo que el ejército había recuperado una nave espacial extraterrestre. Desde ese momento se vivió una locura en la que cada año aparecían nuevos testimonios relacionando al Ejército y la aparente captura y estudio de varias naves espaciales, junto con sus ocupantes. También se habló de autopsias realizadas en Roswell a los cadáveres de los alienígenas.

    La presión popular llevó al Gobierno a ordenar una investigación oficial. Se publicaron 2 informes (en los años 1995 y 1997) en los que se negaba cualquier interacción con alienígenas o naves espaciales. Se atribuyeron las diferentes historias a una combinación de experimentos secretos con aviones e imaginación popular.

    Sin embargo, algunos ufólogos no les dieron credibilidad y siguieron investigando y haciendo entrevistas a testigos de lo ocurrido 30 años antes en Roswell. Los diferentes trabajos que se publicaron se pueden resumir en lo siguiente: efectivamente, una o varias naves alienígenas se estrellaron en Roswell (y otras muchas zonas). El Gobierno americano las recuperó y puso en marcha una operación de distracción y encubrimiento a gran escala.

    Una de las hipótesis sobre los restos recuperados en Roswell sería que fueron trasladados a la base aérea Edwards (a la que pertenece el Área 51).

    Numerosos son los libros que sobre Roswell se han escrito, pero uno de los más recientes,  precisamente con el título “Area 51: An Uncensored History of America’s Top Secret Military Base”, presenta las entrevistas hechas a varios trabajadores del Área 51. Se niega categóricamente que hubiera ninguna nave alienígena, pero se presenta una contra-hipótesis mucho más inquietante: los restos recuperados eran aviones militares soviéticos, y sus ocupantes eran niños modificados genéticamente para parecer extraterrestres y sembrar el pánico en América.

    En resumen, la historia del incidente Roswell muestra una gran cantidad de información, mucha de la cuál es claramente falsa (algunos testigos que se inventaron su testimonio para ganar dinero), otra es difícil de creer, y otra es plausible pero difícil de probar. En el otro bando, la historia que ofrece el Ejército americano, parece lógica y totalmente plausible, pero se la podrían haber inventado perfectamente en el caso que quisieran encubrir lo que realmente pasó (y pasa) en el Área 51.

  • Cualquier tecnología suficientemente avanzada...

    El otro día vi la película “The Box”, con Cameron Díaz. No está mal como película de ciencia-ficción, pero no pretendo escribir una revisión o crítica sobre la película.

    Lo que me llamó la atención es que mencionan una frase de Arthur C. Clarke, que dice así:

    “Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistingible de la magia”.

    Me pareció genial y me hizo pensar un rato sobre lo que sabemos o pensamos de los OVNIS. La idea general es que civilizaciones extraterrestres más avanzadas que la nuestra nos visitan o nos han visitado con regularidad. Cuando a alguien le preguntas cómo lo hacen, se imagina un platillo volante o una nave espacial super espectacular que podría viajar a velocidades cercanas a la velocidad de la luz.

    El problema con este modelo es que se basa en la tecnología que ya conocemos. Es decir, si han venido tienen que haberlo hecho en una nave espacial como las que tenemos nosotros, pero mucho más avanzada.

    No nos planteamos otro método de transporte, porque es lo que conocemos.

    Pero si realmente vienen de millones de años luz de distancia, simplemente van a necesitar algo mejor, una tecnología que no podemos ni imaginarnos, o imaginamos vagamente (portales interespaciales, agujeros de gusano, viajes interdimensionales…).  Y es por eso que en días como hoy pienso que los avistamientos de OVNIS clásicos (platillos volantes, etc.) no son extraterrestres.

    Aunque entonces perdería mucho la gracia, así que como contrapartida buscaremos una explicación que incluya ambas teorías: sí que vienen en naves espaciales, pero lo hacen atravesando con ellas un portal intergaláctico creado con su super-tecnología. Qué os parece ?

Comments are closed.